jueves, 13 de abril de 2017

Pagos a través de Payoneer - la mejor opción para los países latinoamericanos

Ahora es fácil recibir pagos desde cualquier país del mundo con la tarjeta Masterd Card de Payoneer. Ellos abrirán por usted una cuenta en USA y allí podrán depositarle todo el dinero por pagos de empresas o personas en cualquier lugar del mundo,

Luego, usted, con su tarjeta, podrá retirar dicho dinero o podrá usarlo como usa una tarjeta débito en su propio país. Los costos de uso son muy bajos en comparación con otras tarjetas.

Si usted se inscribe a Payoneer a través del siguiente link recibirá un bono de US 25 dólares por los primeros 100 dólares que le consignen en la cuenta.


Adquiera la tarjeta Master card de Payoneer y reciba pagos desde cualquier país del mundo

miércoles, 5 de abril de 2017

¿Se pueden casar dos primos hermanos?

¿Se pueden casar dos primos hermanos?
Un pastor nos llamó para preguntarnos si, a la luz de las enseñanzas Bíblicas, dos personas que son primos hermanos pueden casarse.
Trataremos de ser lo más fieles a lo que la Palabra de Dios dice. Por lo tanto, lo primero y fundamental que debemos preguntarnos es: ¿Dónde enseña la Biblia algo relacionado con el parentesco permitido o prohibido para el matrimonio? El pasaje más claro es Levítico 18:6-18 el cual dice: “Ningún se llegue a parienta próxima alguna, para descubrir su desnudez” (v. 6), y a partir del verso 7 se mencionan los parientes próximos que conforman los grados de consanguineidad prohibidos por esta Ley: Padre o madre, v. 7; madrastra o padrastro, v.8; hermana o hermano, v. 9; nieto o nieta, v. 10; hermanastra o hermanastro, v. 11; tía o tío, v. 12-14; nuera o yerno, v. 15; cuñada o cuñado, v. 16; casarse con una mujer y después con su hija o con los nietos de ella o de él, v. 17.
Como podemos observar, se prohíben las relaciones matrimoniales incestuosas (con padres, hijos, nietos, o hermanos), y con otros familiares con los cuales sería difícil establecer una relación de autoridad y sujeción. El comentario de Matthew Henry lo explica así:
   
“El matrimonio es una institución divina, que tiene por objeto la decente y honorable propagación de la raza humana, con la íntima cooperación de una ayuda idónea para el hombre, con lo que la vida humana alcance un bienestar y una efectividad como conviene a la dignidad de la naturaleza del hombre que está por encina de la de las bestias. Estas prohibiciones, además de estar promulgadas por una autoridad incontestable, están en sí mismas muy puestas en razón y equidad, porque: (A) Por el matrimonio, dos personas llegan a ser una sola carne, es decir, como una sola persona; por consiguiente, quienes anteriormente ya eran de algún modo una carne por naturaleza [padre-hijo, hermano-hermana, Tío-sobrina, etc); no podían, sin gran absurdo, hacerse una carne por institución. (B) El matrimonio pone cierta igualdad entre el marido y la mujer. La desigualdad entre amo y criado, entre noble y vasallo, se funda en el consentimiento y la costumbre y, por eso, no hay ningún inconveniente en que desaparezcan al contraer matrimonio, pero la que existe entre padres e hijos, tíos y sobrinas, tías y sobrinos, ya sea por consanguineidad o afinidad, se funda en la naturaleza y no puede, sin alguna confusión, desaparecer por la igualdad que establece el matrimonio. (C) No se prohíbe el matrimonio entre parientes de línea colateral (primos), excepto entre hermanos y hermanas, tanto uterinos, como medios hermanos, como por afinidad (cuñados)… La mayoría de los grados de parentesco prohibidos están descritos claramente; y se establece como regla general que la misma clase de parentesco que impide casarse a una persona por su línea natural o de sangre, se lo impide también por la línea de su cónyuge (suegra, cuñada, etc), puesto que ambos son una sola carne. Pero la ley que prohíbe casarse con una cuñada (v. 16) tenía una excepción peculiar del pueblo de Israel, ya que, si un hombre casado moría sin dejar descendencia, su hermano o el pariente más próximo debía casarse con la viuda, y levantar descendencia al nombre de su hermano (Dt. 25:5), para que no se extinguiera la línea familiar ni pasase a manos ajenas la hacienda de aquella casa”[1].

De manera que las relaciones matrimoniales entre personas que tuvieran ya una relación familiar sanguínea de primera línea no era permitida (no se podían convertir dos veces en una misma carne), y a la vez, se prohibían las relaciones entre personas que por razón de su relación familiar (de sangre o relación) estorbaba los roles de autoridad y sujeción.
Ahora, a parte de las Sagradas Escrituras es necesario tener en cuenta que la “ medicina moderna confirma que en los matrimonios entre parientes cercanos, las debilidades físicas o mentales de los padres a veces se aumentan en los hijos”[2]. Por esa razón, los médicos recomiendan que se eviten al máximo los matrimonios entre primos.

Además, se debe tener en cuenta los aspectos culturales. Recordemos que el apóstol Pablo nos dice que aunque todo nos es lícito, no todo conviene, en especial cuando vamos a ser piedra de tropiezo para otros. Hay culturas en las cuales los matrimonios entre primos hermanos no es bien visto, y el creyente debe evitarlo para no ofender la conciencia de los demás, y en especial, para no ser causa de que otros aborrezcan el evangelio por dicho matrimonio

Adicionalmente, se deben tener en cuenta las leyes civiles. El apóstol Pablo nos manda a someternos a las autoridades civiles y militares, las cuales han sido establecidas por Dios. De manera que si en una nación o región se prohíbe el matrimonio entre primos, entonces esto se debe evitar.

Finalmente, la humanidad ha crecido y se ha extendido tanto, a través de diversas familias que ya no guardan relaciones sanguíneas cercanas, que no se justifica que dos primos (los cuales son casi como hermanos), se unan en matrimonio.



[1] Henry, Matthew. Comentario Bíblico. Página 130
[2] MacDonald, William. Comentario Bíblico. Página 73

jueves, 2 de marzo de 2017

¿Populismo o amor a la verdad? ¿Cómo corregir bíblicamente a un pastor o hermano en la común fe que está actuando de manera incorrecta?

Pero cuando vino Pedro a Antioquía le resistí cara a cara, porque era de condenar. Pues, antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aún Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos. Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles, y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?” (Gál. 2:11-14).
Quisiera compartir con mis amados hermanos en la fe algunos pensamientos que, de seguro, nos ayudarán a corregir ciertas situaciones anti-cristianas que se están presentando con frecuencia dentro de algunas facciones de la Iglesia Cristiana. ¿Cómo corregir bíblicamente a un pastor o hermano en la común fe que está actuando incorrectamente? Recordemos que el propósito de la corrección no es que nosotros nos levantemos como los más santos, los más bíblicos o los más puros (lo cual sería sólo fariseísmo); sino que la corrección tiene como fin la gloria de Dios a través del andar santo y fiel de todos los hijos de Dios.
Pero, lastimosamente, el pecado del orgullo y el fariseo que llevamos dentro nos llevan a tratar el asunto de la corrección de una forma inapropiada y dañina.
En el texto de este encabezado encontramos al apóstol Pablo seriamente preocupado por la ortodoxia, no sólo en la doctrina sino en la práctica (ortopráxis) de la iglesia apostólica. Y es que la situación era complicada, pues, uno de los apóstoles, tal vez el que más resaltaba entre los doce, había caído en una práctica que, no sólo atentaba contra las bases del evangelio, sino que estaba siendo imitada por el resto de creyentes.
Indudablemente, cuando Dios nos ha puesto en una posición privilegiada de visibilidad dentro de la Iglesia universal o regional, tenemos la enorme responsabilidad de mirar cómo andamos, qué hacemos, con quién nos identificamos; pues, esto será de bendición o confusión para aquellos que nos miran e imitan.
Pedro estaba cayendo en una práctica errónea, y Pablo estaba seriamente preocupado por ello. Él amaba a la verdad, amaba a Cristo, amaba a la iglesia, amaba a Pedro; y debía hacer algo. Pero, ¿cómo hacerlo sin dañar la reputación de su amado consiervo Pedro? Observemos algunos principios que podemos mirar en este pasaje.
1. El apóstol Pablo no habló de Pedro y de sus errores hasta lo que tuvo de frente. Pablo no publicó estas falencias por todos los lugares sin antes haber confrontado a Pedro.
2. Aunque Pablo lo confrontó delante de los hermanos que estaban siendo arrastrados por el mismo problema, no lo hizo a espaldas de Pedro, ni lo convirtió en un motivo para ganar adeptos o alejar a la gente de Pedro. La verdad es efectiva cuando se corrige con buenas intenciones.
3. La confrontación fue dirigida al asunto problemático. Aunque Pedro era más reconocido que Pablo en las iglesias, él no titubeó en corregirlo, pues, no es  bíblico ver a un consiervo andar en el error y hacernos el de la vista gorda o no hablar el asunto con el consiervo, o hablarlo con otros hermanos sin antes confrontar al hermano equivocado.
4. La confrontación, incuestionablemente, produjo frutos para la Gloria de Dios e hizo que Pedro y los demás se apartaran del error en que estaban cayendo. Sabemos que Pedro, en una de sus cartas habla de los escritos de Pablo como Palabra de Dios. Los dos quedaron como amigos y reales hermanos en la fe. La confrontación fue realizada bíblicamente y trajo consecuencias bíblicas para la gloria de Dios.
Por lo tanto, algunas aplicaciones prácticas para nuestro tiempo serían las siguientes:
-          No te escandalices cuando un hermano en la fe enseña o practica algo erróneo, como si esto fuera algo nuevo. Los mejores pastores y los más piadosos creyentes podrán tener cosas que no son lo más bíblica. Pero si te das cuenta de eso, debes hacer algo, pues, es tu hermano en la fe. No debes descalificarlo inmediatamente, sino confrontarlo, con el objetivo de que vuelva a la fe.
-          Cuando te des cuenta que un consiervo o hermano en la fe está practicando algo incorrecto a la luz de las Escrituras, antes de que hables sobre el tema con otros hermanos, háblalo primeramente con el ofensor. Llámalo al arrepentimiento. Hazle ver, con la Biblia, su error.
-          No publiques su equivocación por Facebook u otros medios de comunicación, eso es dañino para el hermano equivocado, para la Iglesia de Cristo, para el Evangelio.
-          Si el error del hermano está afectando a otros, y tú quieres ayudar a estos para que no lo imiten; primero confronta al hermano equivocado, si él se arrepiente, de seguro que el hermano hará saber públicamente su error y esto ayudará a los que le imitan.
-          En ocasiones algunas iglesias o pastores o hermanos cometen errores, sin saberlo, o por alguna otra situación; pero nosotros no conocemos el trasfondo de lo que sucedió, ni el contexto de la situación; por esa razón, no debemos apresurarnos a juzgar sin antes hablar con la parte implicada. Podemos hacer mucho daño.
-          Cuánto bien le hizo Pablo a Pedro, y cuánto bien le han hecho algunos hermanos a otros pastores o hermanos cuando se acercan con amor y verdad a confrontarnos por algo incorrecto. He visto a pastores muy reconocidos en la fe bíblica, los cuales han llorado a causa de sus errores, pero también por la forma inapropiada y malvada con la cual muchos han levantado falso testimonio, usando palabras, acciones o videos recortados y sacados del contexto; para hacer ver a la comunidad evangélica que ellos son herejes o que están errados.
-           Y por último, si ves una publicación en Facebook donde se cuestiona a un hermano en la común fe por supuestos o reales errores, antes de dar LIKE o ME GUSTA, pregunta al publicador: ¿Confrontaste al hermano antes de publicar esto en el Face?
Obviamente, los apóstatas, los falsos profetas, los falsos pastores y falsos apóstoles deben ser denunciados públicamente para que la iglesia no sea engañada, pero, en este escrito no me refiero a estos lobos rapaces; sino a verdaderos hermanos y consiervos.
El Señor nos ayude, en esta era tecnológica, a saber confrontar bíblicamente, para la gloria de Dios, el bienestar de la Iglesia, la propagación del evangelio y el bienestar de los siervos de Cristo.
Su servidor,
Julio C. Benítez


sábado, 4 de febrero de 2017

Librería Reformada en Amazon Kindle

Librería Reformada en Amazon-Kindle
Muchos creyentes han dejado de comprar libros físicos porque el costo es bastante alto, por tal razón, algunos acuden a métodos anti-cristianos para obtenerlos: fotocopiarlos, escanearlos o descargarlos de páginas webs donde los han subido sin el debido permiso de sus autores o editoriales.
Ahora Amazon ha dispuesto una plataforma donde de manera legal se pueden adquirir todos los libros que uno desee, sin pagar mucho dinero. 
Usted puede comprar a precios muy bajos libros para leer digitalmente. Los libros en papel cada vez se venden menos en las naciones industrializadas, y, este parece ser el rumbo que tomará este segmento.
Lastimosamente la mayoría de los libros de teología reformada que se consiguen en Kindle están escritos en inglés. Pero ahora la situación está cambiando. A continuación le presentamos un largo listado de libros reformados que se pueden adquirir en Amazon Kindle en el idioma español a precios muy económicos.
Al dar clic en el enlace de cada libro usted puede ver una descripción completa.

1. El Espíritu Santo: Su persona y su obra. Por Arthur Pink.


2. Dignidad bíblica de la mujer: Su carácter. Por Julio C. Benítez


3. Los dones del Espíritu Santo: Cuáles son, su uso y vigencia. Por Julio C. Benítez


4. La Ley de Dios y el creyente: ¿Tienen alguna relación? Por Arthur Pink


5. Orando conforme a la voluntad de Dios: Las oraciones en la Biblia. Por Julio C. Benítez


6. El castigo eterno: La realidad bíblica del infierno. Por Arthur Pink


7. Jesús nuestro Sumo Pontífice: Un estudio de la carta a los Hebreos. Por Arthur Pink y Julio C. Benítez


8. La sanidad divina: ¿Es escritural? Por Arthur Pink


9. La victoria de la fe perseverante: Un estudio de Hebreos 11. Por Arthur Pink y Julio C. Benítez


10. Seguid la santidad… sin la cual nadie verá al Señor. Por Thomas Brooks y Julio C. Benítez


11. El Día del Señor: Gloria Celebración. Un estudio del domingo como día de reposo. Por Julio C. Benítez


12. El Ministerio profético y el don de la profecía en la Biblia. Por Julio C. Benítez


13. Efesios: Las riquezas de Su gracia. Por Julio C. Benítez


14. Construyendo iglesias bíblicas locales: manual de eclesiología. Por Julio C. Benítez


15. Historia de las iglesias bautistas reformadas. Por Sugel Michelén y Julio C. Benítez


16. Cómo moldear el carácter de nuestro niños. Primera parte. Por Sugel Michelén


17. La Disciplina del amor de Dios: la disciplina de la fe. Por Julio C. Benítez y Arthur Pink


18. El Conflicto Espiritual: ¿Cómo es la guerra espiritual según la Biblia? Por Julio C. Benítez


19. Cómo detectar a los falsos profetas: Un estudio de la carta de Judas. Por Julio C. Benítez


20. Matrimonios bíblicos: Construyendo matrimonios saludables: La indisolubilidad del matrimonio. Por Julio C. Benítez

Para adquirir el libro o ver su información de clic AQUÍ



21. Enfrentando la inmoralidad sexual dentro del matrimonio. Por Julio C. Benítez

Adquiera este libro o vea la información del mismo dando clic AQUÍ

22. La excelencia del matrimonio. Por Arthur Pink

Adquiera este libro o vea la información del mismo dando clic AQUÍ



23. La gloria Divina de Jesús: Comentario expositivo del Evangelio de Juan. Vol. 1. Por Julio C. Benítez
24. Cómo moldear el carácter de nuestro niños. Segunda parte. Por Sugel Michelén


25. La gloria Divina de Jesús: Comentario expositivo del Evangelio de Juan. Vol. 2. Por Julio C. Benítez

Adquiera este libro o vea la información del mismo dando clic AQUÍ



26. Conflictos matrimoniales: soluciones bíblicas. Por Julio C. Benítez

Adquiera este libro o vea la información del mismo dando clic AQUÍ



27. Cómo moldear el carácter de nuestro niños. Segunda parte. Por Sugel Michelén


28. La gloria Divina de Jesús: Estudio del Evangelio de San Juan. Parte 3. Por Julio C. Benítez

Adquiera este libro o vea la información del mismo dando clic AQUÍ

29. Conflictos matrimoniales: soluciones bíblicas. Por Julio C. Benítez


Adquiera este libro o vea la información del mismo dando clic AQUÍ

30. Las doctrinas de la Gracia: Los cinco puntos del calvinismo. Por Sergio Ruiz

Adquiera este libro o vea la información del mismo dando clic AQUÍ



31. Las Solas de la Reforma: Los estandartes de la fe reforma

Adquiera este libro o vea la información del mismo dando clic AQUÍ


30. Sumario de Doctrina cristiana. Por Luis Berkhof




31. Principios de interpretación bíblica. Por Luis Berkhof





32. Manual de doctrina Cristiana. Por Luis Berkhof





33. Teología Sistemática. Luis Berkhof




34. La mortificación del pecado. John Owen




35. Sobre la tentación. John Owen




36. La gloria de Cristo. John Owen



37. Vida por su muerte. John Owen




38. 


martes, 29 de noviembre de 2016

Solucionando biblicamente los pecados de inmoralidad sexual dentro del matrimonio

Todos están invitados - El próximo viernes.
La inmoralidad sexual es un pecado que atrapa, esclaviza y destruye. Aprendamos principios bíblicos que nos librarán de él.

La infidelidad, el adulterio, la pornografía, y muchos otros pecados sexuales se convierten en grandes monstruos que procuran devorar el matrimonio. ¿Qué hacercuando un cónyuge ha caído en estos pecados? ¿Es posible la restauración, el arrepentimiento y el perdón? ¿Es necesario el divorcio en estos casos? ¿Qué dice la Biblia al respecto?


jueves, 22 de septiembre de 2016

Conferencia: Solución de conflictos en el matrimonio



Conferencia: Solución de conflictos matrimoniales
Fecha: Viernes 30 de Septiembre de 6:30 p.m. a 8:30
Lugar: Auditorio de la Iglesia Bautista la Gracia de Dios.
Cra 41 No. 46-28 A dos cuadras de las torres de Bomboná
Tel. 2163546 - 5111412
Dirigido a: Matrimonios, esposos, esposas, solteros, viudos, divorciados, adultos, niños, y todo aquel que desee aprender más del tema.
ENTRADA GRATUITA
Hogares destruidos, matrimonios que terminan en divorcio, conflictos internos en la vida matrimonial, hijos que se crían sin los dos padres, esposos que maltratan a sus esposas, esposas que no se sujetan al marido, infidelidad y muchas otras cosas más; todo esto es evidencia de que la institución sagrada del matrimonio está en crisis.
¿Qué debemos hacer? ¿Conformarnos con los altos porcentajes de divorcio, ya no sólo entre los incrédulos sino también entre los creyentes? No. La Biblia nos dice que el matrimonio es un pacto sagrado hasta la muerte, pero no sólo nos dice eso, también nos da el firme fundamento que Dios ha puesto para que en la práctica sea un pacto hasta la muerte.
Quiero invitar a todos los que desean conocer más sobre este tema, a los que están pasando por conflictos, a los que están en proceso de divorcio, a los que ya se divorciaron, a los jóvenes, a los casados y a los niños para nos acompañen el próximo viernes 30 de Septiembre a las 6:30 p.m. en la Iglesia Bautista Reformada la Gracia de Dios de Medellín, y participen de otra Charla de viernes en familia.
Por favor, si usted puede le agradecería replicara esta información. Usted puede ayuda a salvar un matrimonio.